Injerto Óseo

Creando Hueso de Calidad Para Implantes Dentales

Un implante dental necesita una base sólida de hueso. Los injertos óseos se realizan para crear huesos de buena calidad para implantes dentales. Los avances en el campo de la implantología dental han llevado a mejoras en los biomateriales, como los huesos humanos liofilizados en partículas, que pueden obtenerse fácilmente de compañías farmacéuticas avanzadas. Estos huesos se injertan en las mandíbulas y, en unos pocos meses, están listos para recibir implantes.

Los sitios comunes para los injertos óseos son las cavidades de los dientes extraídos recientemente, las cavidades periodontales alrededor de los dientes con soporte óseo disminuido e incluso las áreas sinusales.

Una emocionante nueva biotecnología en injertos óseos se conoce como Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF).